Abajas (Bu)

Igl de Santa Maria la Mayor; se conserva el ábside semicircular, con tramo recto presbiterial y nave articulada en tres tramos. La cabecera se cubre con bóveda de horno en el semicírculo y cañón en el presbiterio, igual que los tres tramos de la nave. La cabecera está dividida en tres paños, cada uno con una ventana con arco de medio punto con chambrana decorada; en la ventana central se aloja una saetera y las laterales están cegadas. Conserva canecillos la cornisa, de diversa temática: nacela, geométricos o con rostros humanos. Los capiteles de las semicolumnas son vegetales. La portada la encontramos en el muro sur, está formada por tres arquivoltas, remarcada por un alfiz de billetes y coronado por una hilera de canecillos figurados. Las arquivoltas rodean el tímpano, que se divide en dos por medio de una columna con capitel vegetal. En la arquivolta interior, cada dovela está decorada con diez figuras. Tadas reposan en columnas con canecillos figurados y vegetales. Del interior se conserva el arco triunfal, ligeramente apuntado, que descansa sobre capiteles figurados. (315)

Se hallará el poblado hundido en un valle con el caserío ubicado en la ladera. En lo más alto se encuentra el templo parroquial, levantado con sillares de piedra toba, en el segunda mitad del siglo XII; en el siglo XII se le añadió la nave que aparece al norte.
La visita exterior debe encaminarse a la cabecera y la portada. Aquella, cimentada en un podium, consta de la clásica sección recta y la semicircular, diferenciadas por un codillo. Dos columnas entrega la dividen en tres paños, cada uno de los cuales se enriquece con una ventana enmarcada por simples molduras y un guardapolvo con ajedrezado. A este airoso elemento decorativo se sumó la ornamentación de los tímpanos: triple arquito y un delicado entramado de cestería. Se completa la elegancia de este ábside con los canecillos.
La portada, bajo un pórtico moderno, es el elemento más destacado del templo, un exquisito modelo de elegancia y sabiduría románica.
En el interior se aprecian las dos naves, siendo románica la meridional que está dividida en tres tramos separados por arcos fajones doblados que sostienen la bóveda de medio cañón. Un arco triunfal con ligero apuntamiento precede al presbiterio recto y a la capilla absidal. Los capiteles del interior no están interpretados con la misma calidad que los de la portada.
En conclusión, estamos ante un templo que sigue esquemas del románico burebano. (63)

 
Enlaces relacionados:
- Descripcion de Santa Maria